Aldea

En el siglo XV era una aldea sumergido en el silencio y la paz de las colinas de Siena, a poca distancia del Castillo de Monteriggioni, y cercano de la ciudad de Siena.

Después se ha convertido en una aldea romántica de la campaña toscana. De esto lungo pasado Borgo Gallinaio conserva cada recuerdo, bien visible en la stratificación de las construcionen.

Sólo cruzando los muros que protegen la antigua aldea os encontráis en la corte interior sobre el cual se asoman algunas de las maravillosas habitaciones. Y sólo entrando en cada habitación y suite sentís el encanto, los colores y el estilo de la Toscana más auténtica.

Sois en el centro del Chianti. Delante de vosotros se extienden olivares, viñas, bosques y campos salido de un fresco medieval; sois en una de las zonas más bonitas de Italia y del Mondo

El relais tiene un encanto elegante y sin tiempo, donde podéis pasar momentos de puro relajamiento, rodeados por un parque maravilloso, rico de robles, plantas frutal y olivos, desde los cuales obtenemos un aceite virgen extra sabrosisimo que podréis probar en nuestro restaurante.

Aquí encontraréis una atmósfera refinada donde nada es al azar y que, al mismo tiempo, transmite una idea de intima familiaridad, haciendo percebir a los huéspedes la “atmósfera de casa” en el corazón más auténtico de la Toscana. Un delicioso rincón de esta región, ideal para una vacación con la familia, los amigos o quién quiere compartir privacidad junto exclusivos servicios de un relais.